Mostrando entradas con la etiqueta Libros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Libros. Mostrar todas las entradas

viernes, mayo 31, 2024

La biblioteca infinita de Borges

La obra de Jorge Luis Borges, repleta de erudición y exploraciones filosóficas, sigue fascinando a lectores de todas las generaciones con su mezcla magistral de lo fantástico y lo real.

Don Jorge Luis Borges es en definitiva uno de los escritores más importantes y universales del siglo pasado. Su escritura, llena de referencias eruditas y conceptos filosóficos, nos lleva a explorar temas como el infinito, los laberintos y la identidad, incluso dejándonos una forma revolucionaria de entender el tiempo; Borges era capaz de transformar lo cotidiano en algo extraordinario. Nacido en Buenos Aires en 1899, Borges nos legó una obra literaria que continúa fascinando a lectores de todas las generaciones.

El maestro Borges no escribía simplemente para contar historias; sus textos son puentes hacia reflexiones profundas sobre la existencia y el conocimiento. En sus cuentos y ensayos, encontramos un estilo preciso y meticuloso que, a pesar de su complejidad, nos envuelve y nos invita a pensar. Obras como "Ficciones" y "El Aleph" son ejemplos claros de su genio, donde lo fantástico se mezcla con lo real de manera magistral. En "Ficciones", Borges nos lleva a través de laberintos de ideas y mundos alternativos, explorando los límites de la realidad y la ficción (La biblioteca de Babel, incluido en Ficciones, es uno de mis cuentos favoritos). "El Aleph", por su parte, nos presenta un punto en el espacio que contiene todos los puntos, desafiando nuestra comprensión del tiempo y el espacio. Estas obras no solo destacan por su originalidad y profundidad, sino también por la belleza de su prosa, que invita a la reflexión y al asombro.

Borges Esencial, de la ASALE
Aunque Borges nunca recibió el Premio Nobel de Literatura, su influencia en la literatura mundial es indiscutible. Autores y críticos de todo el mundo reconocen su capacidad para desafiar y expandir las fronteras de la narrativa. Borges nos muestra que la literatura es una herramienta poderosa para explorar las preguntas más profundas de la existencia humana, y su obra sigue siendo una fuente inagotable de inspiración y maravilla.

Pero lo más importante y la manera correcta de acercarse a su obra, de sumergirse en el universo borgeano, es leyéndolo, y no a través de los filtros que por fuerza otras mentes tendrán al analizar o comentar su obra. En la imagen muestro mi libro recomendado, una edición conmemorativa preparada por la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Xavier H. Castañeda

domingo, mayo 26, 2024

Leer "Don Quijote" ahora y entonces: su relevancia contemporánea y legado duradero

"El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha" es fundamental en la literatura mundial, una obra maestra que nos permite adentrarnos en la historia, contemplar las complejidades de la experiencia humana y reflexionar sobre nuestro viaje personal a través de la vida.

Esta obra es fundamental en la literatura universal por varias razones. En primer lugar, ha ejercido una gran influencia en numerosas obras literarias posteriores, siendo una fuente constante de inspiración para muchos escritores y dejando una marca indeleble en la literatura mundial. Además, El Quijote nos ofrece una fascinante ventana a la España del Siglo de Oro, sumergiéndonos en su cultura, sociedad y valores de una manera única. Es como realizar un viaje en el tiempo y encontrarnos cara a cara con la historia.

Otro aspecto destacado de esta novela es el propio personaje de Don Quijote. Con su idealismo y su lucha contra la injusticia, sigue siendo relevante en la actualidad, enseñándonos valiosas lecciones sobre la perseverancia, la nobleza de espíritu y la búsqueda incansable de la verdad. Más allá de ser una simple historia de caballeros andantes, El Quijote es una exploración profunda de temas universales como la locura, la realidad y la naturaleza humana. A través de sus páginas, podemos reflexionar sobre nuestra propia existencia y encontrar nuevos significados en nuestras vidas, aún en el siglo XXI que habitamos.

En cuanto a por qué la gente leía El Quijote en la época en que fue escrito, hay varias razones interesantes para esto. En primer lugar, la obra fue un éxito instantáneo y un fenómeno cultural en su momento. La gente la leía principalmente para divertirse, ya que está llena de aventuras y humor. Pero más allá del entretenimiento, El Quijote abordaba temas importantes de la época, como los cambios sociales, culturales, religiosos y de identidad española, siendo una lectura relevante para su público. En el Siglo de Oro en España, la lectura era una actividad popular entre la clase media y alta, y las novelas de caballerías, género al que parodia El Quijote, eran especialmente populares.

Finalmente, recomiendo leer un tomo como el que se muestra en las imágenes (en este caso, una edición conmemorativa preparada por la Asociación de Academias de la Lengua Española), ya que es complicado apreciar toda su complejidad en resúmenes o abreviaciones. En lo que se refiere a grandes monumentos de la literatura universal, siempre sugiero ir a las fuentes originales antes de leer interpretaciones de otras mentes.

Leer El Quijote es una experiencia enriquecedora que nos permite sumergirnos en la historia, explorar la condición humana y reflexionar sobre nuestro propio viaje en la vida. Es una obra que merece ser leída y apreciada por todas las generaciones, además de que, en palabras del propio Cervantes: "El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho".

Xavier H. Castañeda


miércoles, septiembre 06, 2023

Libros para tiempos extraordinarios: la "e" genial

La textura del papel, el levísimo sonido de las hojas de un libro al pasar la página. La perspectiva de arrellanarse en el sillón con un libro nuevo... ese era yo.

El aroma de los libros viejos, de esos libros que ya tienen una vida, anterior a la tuya, que les hace aún más interesantes, como aquellas damas de cierta edad que con una sonrisa parecen revelar todo pero no revelan nada... ¿quién podría saber en qué lugares han reído antes, que ojos han visto todo de ellos? ¿Qué manos los han recorrido con amor? ¿Cuantas vidas han cambiado con su presencia?

O en cambio: el olor del papel nuevo, de la tinta recién estampada, el peso (de las palabras impresas). El tacto de esos libros encuadernados en tafilete, nervios en el lomo y corte de oro. O el del papel de ediciones rústicas pero de diseño esmerado, que no puedes esperar a leer. O el gusto de estampar mi ex-libris en algún libro recién comprado, para hacerlo verdaderamente mío, para ser leído por primera vez...

O la perspectiva de arrellanarme en el sillón favorito en una tarde lluviosa para sumergirme en la prosa (o el verso) de aquel libro largo tiempo buscado y por fin encontrado, un café espresso o single malt y un puro a mi lado... Ese lector era yo. Aún mejor, ese lector sigo siendo yo, pero con un pequeño añadido: el libro "e". Pero debo explicarme.

La "e" genial

Como lector voraz confeso que soy, la idea de los libros electrónicos siempre me atrajo desde que se les escuchó mentar por primera vez, hace varios años ya. Era la solución moderna a muchos "problemas lectores". Sin embargo, la idea de que estos sustituyeran a las páginas impresas me parecía ridícula. Era atentar contra la tradición, contra las bibliotecas, contra la búsqueda de una tarde en una librería, contra los aromas de papel y tinta en estantes de establecimientos modernos o muy antiguos, tal vez de nuestra ciudad o de otra en la que estamos sólo de paso; contra perderse ensimismado en una feria del libro, contra llegar a casa con una bolsa de libros nuevos, contra la felicidad del hallazgo en un librería de viejo, vaya, ¡contra todos los placeres de ser un lector!

Empero, la realidad es que hay ciertas consideraciones prácticas con respecto a los libros ahora llamados "impresos" (como si esto fuera algo que pudiera antes cambiarse); yo más que nadie disfruto de cada experiencia que los libros me ofrecen, pero en muchas ocasiones es casi imposible encontrar justo el libro que uno quiere o la edición que uno quiere, y cuando los hallamos tienen un precio muy elevado (aunque dicen por ahí que si un libro te parece caro no eres un verdadero lector...). En alguna ocasión, por ejemplo, quise comprar las obras completas de Enrique Jardiel Poncela, sublime irónico e hilarante escritor y dramaturgo español de principios del siglo pasado del que ahora se habla poco por sus circunstancias, pero de quien he disfrutado cada libro ('Espérame en Siberia, vida mía', 'La tournée de Dios´, 'Amor se escribe sin hache'). Se lo hice saber a mi entonces librero de cabecera y él hizo las diligencias: me consiguió una edición encuadernada en piel roja, ilustrada, corte de oro e impresos en papel cebolla que eran una delicia, cuatro tomos en una edición única, pero a un precio que hoy equivaldría a unos 400 euros (!). Ni que decir que los tuve que dejar pasar, con todo el dolor de mi corazoncillo de lector. Mi librero no tuvo problemas en venderlos, claro está: ya había compradores en fila. Y aunque siempre le he dicho a mi propio hijo que en lo que nunca hay que escatimar es en libros y en medicinas, todo, es verdad, tiene su límite.

Otro punto sobre los libros impresos es que a veces no existen ediciones de lo que uno desea leer: en alguna ocasión quise leer las obras completas de Giacomo Casanova (sí, el aventurero veneciano del siglo XVIII, a quien descubrí, más allá de sus lances eróticos, como un excelente narrador de aventuras y descriptor de los tiempos que le tocaron vivir), pero era imposible encontrar una edición en castellano ya que no se han traducido todos los tomos de su autobiografía... pero que al final pude leer en e-book en una muy buena traducción al inglés. En otro caso, me encontré conque las traducciones al español del Moby-Dick que tenía a la mano eran terribles... pero pude hallar la versión original de 1851 digitalizada en libro electrónico. Lo mismo pasó con la bibliografía completa de Ian Fleming: todos los libros de James Bond (lo que me motivó a escribir Huevos revueltos á la James Bond,  basándome en una receta del propio Fleming). Y pasó igualmente con otros muchos libros de los que ya no tengo memoria. El libro electrónico al fin es una maravillosa opción para quien gusta de verdad leer.


También es verdad, siempre se añora un buen libro recién comprado, pero como puede verse en la fotografía anterior, el hecho de tener un libro electrónico, en mi caso varios de los excelentes Kindle, de Amazon, nunca me ha detenido de comprar libros impresos, aunque siempre me encuentro con airadas opiniones en contra. Pero hay que mencionar que a lo largo de la historia siempre ha existido controversia y resistencia al cambio ante los formatos y las nuevas tecnologías; en tiempos de Jesús, el hecho de que el Nuevo Testamento se escribiera en pergamino y no en papiro como el Antiguo Testamento fue causa de conflictos ya que no sólo era un material diferente para escribir, sino también un nuevo formato: los papiros se almacenaban en rollos a diferencia de los pergaminos, que hacían uso de la novísima tecnología romana del códex, el primer libro encuadernado con páginas. En tiempos de Sócrates no se creía en la escritura como manera de preservar el conocimiento: esa era tecnología egipcia y por lo tanto extranjera, lo que los helénicos veían particularmente mal. El mismo caso se dio con el Buda y con Jesús. Y con Confucio. Ninguno de estos maestros escribió nada aunque sabemos que podían hacerlo, y en cambio fueron sus discípulos quienes decidieron utilizar tecnologías de punta (en su momento) para preservar sus enseñanzas.

Por otro lado, los libros electrónicos también tienen lo suyo:  la construcción de muchos de ellos es de alta calidad, hechos para durar y con materiales muy buenos; son dispositivos dedicados a la lectura, es decir, no son un iPad ni una tableta ni sirven para navegar las redes sociales; su llamada tinta electrónica se ve prácticamente como una hoja impresa, su pantallas no reflejan y se pueden leer en la obscuridad, pueden llevar un número enorme de libros en sus memorias, los más nuevos inclusive son resistentes al agua y el polvo, y cuentan con innumerables accesorios para su protección; los míos inclusive han tenido fundas de cuero hechas a medida que les dan un toque ciertamente muy elegante.

Pero lo más importante es la enorme y extensa oferta de títulos a la que se puede acceder a precios muy asequibles: la gran mayoría de las editoriales han reconocido el potencial del libro electrónico y cada día se publican más títulos en ambas versiones, la electrónica y la impresa, sin contar conque se puede descargar gratuitamente, en versión digital, cualquier obra editada antes de 1919 en sitios como Project Gutemberg de manera legal, ya que han vencido sus derechos de autor. Un libro electrónico es una simple descarga de datos, y al no utilizar insumos como papel o tinta, no tener que ser impreso ni necesitar de envíos y de tiradas, se pueden bajar sus costos y además contribuir a una menor destrucción del medio ambiente.

Otro detalle importante es, sobre todo hoy que vivimos en tiempos difíciles, estos de post-cuarentena COVID, la compra de un e-book se hace, repito, con una sencilla descarga electrónica que toma, a lo mucho, un par de minutos. Nada mejor para evitar contactos con el exterior o tiempos de espera mientras llega nuestro libro: todas las ventajas de la tecnología.

Yo mismo, al decidir publicar mi primera novela y entrar pláticas con un par de editoriales, me decidí finalmente a publicar en Amazon por la posibilidad de hacerlo en ambos formatos, el electrónico y el físico, y por el alcance y difusión mundial que la versión electrónica puede llegar a tener. 

Mi punto, querido lector, estimada amiga lectora, es que se puede tener lo mejor de ambos mundos, es decir, la fotografía no sustituyó a la pintura ni las motos a las bicicletas; las innovaciones tecnológicas hacen la vida más fácil, pero es difícil que sustituyan la experiencia, el gozo de las cosas que son perfectas en si mismas, como ya lo anunciaba Umberto Eco con respecto a la invención del propio libro, el original: "Los libros son esa clase de instrumentos que, una vez inventados, no pudieron ser mejorados, simplemente porque son buenos. Como el martillo, el cuchillo, la cuchara o la tijera." Los libros impresos nunca desaparecerán en tanto parte de nosotros, de nuestros sentimientos y experiencias, vivan en ellos, y puedo decir que una de las cosas en esta vida material de la que me siento más orgulloso es de mi biblioteca, la que heredaré a mi hijo como (espero) mi padre me herede la suya.

Pero si no ha probado nunca antes leer en un e-book, se lo recomiendo con toda seguridad. Lo que uno lee es la palabra escrita; el arte, la emoción o la pasión vienen de Shakespeare, de Cervantes o de Leo Tolstoi, y no del medio por el que se lee, y para estos fines los libros electrónicos (sí, también libros) son una invención genial.



Xavier H. Castañeda
©

Todas las fotografías son del autor.

martes, julio 25, 2023

Los tres libros del Gentleman






































En mi anterior artículo "Lo que todo Caballero debe saberhe mencionado el célebre libro de Baldassare Castiglione "El cortesano" (1528), como la base de civilización que todo hombre (y mujer) educados deben conocer como la primera manifestación de una cultura social elegante y con ansias de elevación tanto física como intelectual. Pues bien, en esta recomendación semanal incluyo otros dos libros fundamentales para todo aquel que se interese en seguir el camino de los placeres de 'fina conmoción intelectual' anunciados por Epicuro: la idea de querer saber de todo y hacer de todo en el talante de un hombre del renacimiento, pero haciéndolo con sprezzatura y wit: Lord Chesterfield's Letters (1774)singular manual de urbanidad, cortesía, política y diplomacia (el anterior es un enlace a un artículo de Adolfo Castañon para la Revista de la Universidad de Antioquía que puede usted descargar sin temor), que el propio Don Simón Bolivar recomendaba para la educación de su sobrino: "La enseñanza de las buenas costumbres o hábitos sociales es tan esencial como la instrucción; por eso debe tenerse especial cuidado en que aprenda en Las cartas de Lord Chesterfield a su hijo, los principios y modales de un caballero". La tercera recomendación es The Gentleman (1863)de George H. Calvert, aristocrático y cosmopolita filósofo norteamericano quién con su libro intentaba codificar la conducta del naciente (y rústico) hombre norteamericano para pulirlo en el adecuado roce social. Los tres libros arriba mostrados son una culta e interesante lectura (con todo y su carga de distancia histórica), que no dudo en recomendar. 

martes, enero 17, 2023

La Recomendación: The Gentleman's Pursuits' Diario de Vinos

Para acercarse al mundo de los vinos hay que saber dos o tres cosas, pero sobre todo probar, probar y probar... Siguiendo mi propio consejo, desde mi ‘Diario de Vinos’, una buena idea es comenzar probando vinos de concurso. Entre estas cinco botellas, fotografiadas abajo, de las vinícolas Casa Madero, L.A. Cetto y El Cielo Valle de Guadalupe, hay 25 medallas en concursos internacionales. Conocer estos vinos nos da una excelente idea de lo que un buen vino debe ser.


‘Diario de Vinos: Cuaderno de Catas y Breve Iniciación a los Placeres del Vino’, disponible en tiendas Amazon en España 🇪🇸,  EE.UU🇺🇸Canadá 🇨🇦Alemania 🇩🇪Italia 🇮🇹Francia 🇫🇷Japón 🇯🇵 y México 🇲🇽.

sábado, abril 23, 2022

Primera Novela

A punto de terminar una nueva novela, recuerdo la publicación de mi primera, un libro que me brindó y me sigue brindando tantas satisfacciones: 

domingo, agosto 09, 2020

La Recomendación: ¡Ponga a sus hijos a leer!

Los archiconocidos libros de Harry Potter, de J.K. Rowling, son conocidos honrosamente como las historias que pusieron a leer a toda una generación de chicos. Adicionalmente están bien escritos, por lo que no dudo en recomendarlos como una excelente forma de acercar a sus hijos a las maravillas de la literatura. Esta edición en particular fue ilustrada por Brian Selznick, ilustrador y escritor de la también celebre La invención de Hugo Cabret.


Harry Potter edición especial ilustrada, disponible en Amazon.


sábado, julio 25, 2020

La Recomendación Semanal: Sherlock Holmes

Volviendo con los clásicos, ¿qué tal esta edición de las obras completas de Sherlock Holmes? Claro, escritas por el maestro Sir Arthur Conan Doyle. Para sentarse el fin de semana en el sillón con una buena dosis de café. Edición en inglés disponible en Amazon.



sábado, julio 04, 2020

La Recomendación Semanal

Como bien dice su autor, Bernhard Roetzel, en la introducción del libro que hoy les presento, El Caballero, aquel que quiera pasar por bien vestido en París, Milán, Lóndres o Nueva  York, sólo tiene que seguir los consejos de la moda masculina clásica, esa que jamás pasa de moda, estilo al fin y elegancia. Quien siga los cánones ahí descritos puede estar seguro de no equivocarse, y si usted quiere ser y no parecer en el buen vestir, con solo este libro le bastará para lograrlo.

Su companion, el segundo libro aquí mostrado, A Gentleman's Look Book, es un acertado complemento al mencionado libro ya que en lugar de ser un compendio de "recetas", por decirlo de alguna manera, es uno de fotografías de gente que gusta del arte sartorial y muestra sus propias prendas hechas a medida y otras piezas y ropas escogidas, y no de un grupo de modelos con vestimentas que se ajustan en el momento para que se vean bien en las fotos. Esto por supuesto le da una autenticidad y originalidad que de otra manera no tendría.

Ambos libros están disponibles en Amazon.

El original, El Caballero de Bernhard Roetzel, y su compañero de más reciente publicación, A Gentleman´s Look Book.

domingo, junio 14, 2020

La Recomendación Semanal:

La antigua Roma, la Roma clásica, sigue influenciando nuestras sociedades occidentales de formas que a veces no llegamos a abarcar, por ello es siempre conveniente tener un atisbo de lo que dicha civilización aportó al mundo.

Por ello, aquí mi recomendación semanal:


lunes, febrero 17, 2020

Una Probada de "El Instante Pleno"

Puede usted leer, estimado lector, amable lectora, los primeros relatos de mi de mi nuevo libro, "El Instante Pleno", en la ventana que se muestra abajo; sólo haga clic en el botón con la leyenda VISTA PREVIA. 
¡Que lo disfrute!

domingo, agosto 18, 2019

El Ojud, disponible en Amazon Kindle

Las advertencias parecen estar talladas en piedra, pero durante siglos los secretos de la selva han permanecido ocultos para el bien de la humanidad. Hasta ahora...

Los cadáveres de un hombre y una mujer de avanzada edad, turistas norteamericanos en las selvas del sur de México, son hallados con evidentes signos de haber sido expuestos a una radiación extrema. Este incidente llevará al teniente Baas a lanzar una investigación oficial del ejército que afectará irremediablemente las vidas de Grace M. Roscoe, una investigadora de materiales del ejército estadounidense, y de Max Baltier, un empresario del sector nuclear.

En tanto, el arqueólogo David Martín descubrirá un secreto escondido en unas cajas de madera, ocultas desde hace más de 150 años, que parece desafiar todo lo que daba por sentado respecto al misterio de la desaparición repentina de los millones de almas que alguna vez habitaron los vastos dominios de las ciudades-estado mayas, que prácticamente dejaron de existir en un instante como civilización, no sin antes dejar una advertencia profética para después desvanecerse en las turbias aguas de la historia.

Las respuestas a uno de los grandes misterios históricos y otros estremecedores enigmas se irán revelando en una alarmante trama contrarreloj, donde antiguas intrigas, viejos complots y sucesos aparentemente fortuitos e inconexos desencadenarán repercusiones sensibles en todo el globo, y cuyos hallazgos podrían significar el fin del mundo como usted y yo lo conocemos...

El Ojud, novela, por F. Xavier, está disponible en Amazon Kindle Stores alrededor del mundo; en España en  Amazon.es y en  México en Amazon.mx

jueves, marzo 21, 2019

El (evitable) Embate de las Redes Sociales

 La vida diaria, querido lector, con sus múltiples preocupaciones, reales o impuestas a golpe de publicaciones de redes sociales, pareciera querer conspirar contra el fin último de todo ser sensato que habita y que ha habitado sobre este planeta: vivir una vida plena y en paz.

       Y no solamente en el caso de nuestro continuo batallar en busca del pan de cada día, diría la tradición, sino que además la vida moderna, conectada a todo tipo de tecnologías como es, nos hace vivir mil vidas trágicas al hacernos sufrir diariamente con todo lo malo que le pasa al mundo desde la comodidad de nuestras pantallas, ya sea las del televisor o las de los dispositivos móviles. Y debo decirlo, nadie dice aquí que debemos vivir en una burbuja, alejados de todo sufrimiento de la realidad, al fin que el tener cierto conocimiento de los sucesos mundiales es una de las marcas de todo caballero que se precie de culto; pero, ¿qué necesidad tendría uno de saber que un niño chino ha sido atacado brutalmente en la calle por un psicópata, o que, al tratar de no atropellar a una cría de oveja, varias personas fueron arrolladas por un camión en una autopista de Noruega, o las fotos contrastantes de una pareja disfrutando de una velada y después espantosamente accidentados en un auto? 

Sin embargo, horrorizado, he visto esto y más, sin quererlo claro está, al abrir la pantalla de mi teléfono móvil y ver el video que alguien ha decidido que todos debemos ver (sufrir) por medio de Facebook/Twitter/Instagram/WatsApp et al.  A eso, mi estimado y único lector, me refiero cuando escribo que se debe tratar de vivir de una manera distinta, haciendo de la propia existencia una forma de arte, y no necesariamente vivir cómo una persona alejada de la realidad del mundo. 

Hacer de la propia vida una forma de arte, una obra de arte, no se trata de cerrar los ojos y hundir la cabeza en la arena, como los avestruces, sino simplemente vivir bien, alejarse - por necesidad y supervivencia emocional - del continuo embate de una forma de realidad distorsionada por las redes sociales a un grado exasperante. Desconéctese, querido lector, un día de las redes sociales, y simplemente disfrute de la belleza de las pequeñas cosas diarias: un amanecer, una buena taza de café, una copa de vino excelente, una comida familiar, un concierto de música clásica, una platica sobre el sentido de la vida con sus hijos, un beso largo y sensual con su mujer... Vivir la vida como una obra de arte hoy día no es más que vivir con los ojos abiertos a la belleza de simplemente estar vivo.

(fragmento del libro "Ser, No Parecer; Breve Guía del Hombre Interesante", de próxima publicación) 





martes, julio 25, 2017

Una probada de "El Ojud"

Puede usted leer, estimado lector, amable lectora, el primer capitulo de mi novela "El Ojud", en la ventana que se muestra abajo; sólo haga clic en el botón con la leyenda VISTA PREVIA.